El futuro del regalo corporativo en la era del COVID

El futuro del regalo corporativo

Por más que el cine y las series de catástrofes estén muy de moda y estemos acostumbrados a verlo en las pantallas, jamás nos hubiéramos imaginado que llegaríamos a ver calles desiertas, negocios cerrados y, poco a poco, ver a la gente salir a la calle con mascarillas y guantes. Pero nos ha tocado vivirlo, y ahora estamos acostumbrados a ver a la gente en la calle con mascarilla y el que nos llama la atención es el irresponsable que no la lleva.

Están siendo unos tiempos muy difíciles para la sociedad y sobre todo para la economía. El estado de alarma, el confinamiento, las medidas extraordinarias, la prohibición de abrir ciertos tipos de negocio, las limitaciones en los aforos, los ERTEs, las empresas que cierran… toda esta situación impensable hace sólo unos meses está haciendo mella en la economía mundial.

El efecto en la economía ha sido muy dispar según el tipo de actividad. Mientras que el sector de alimentación ha visto como subían sus ventas, el sector del ocio y la cultura ha pasado sus peores momentos, viéndose los empresarios a cerrar sus negocios durante meses y con durísimas restricciones al permitir que volvieran a abrir.

Cómo ha afectado el COVID al regalo corporativo

El regalo corporativo depende de todas y cada una de estas empresas, y su carácter transversal lo liga a todos los sectores. Todas las empresas invierten en marketing, en fidelizar a sus clientes y premiar a sus empleados, así que el impacto de la crisis en el sector ha sido desigual.

Ha habido empresas que no han podio sobrevivir, y muchas otras que han tenido que aplicar duras medidas de contención de gastos, en estos casos – y como es comprensible – se han primado pagos a proveedores y a la plantilla antes que inversiones en nuevas promociones.

En otros casos, empresas de sectores poco afectados o con un sólido colchón financiero, sí han potenciado las relaciones con clientes, proveedores y plantilla para destacar como empresa sólida frente a condiciones adversas.

¿Y qué podemos esperar en un futuro próximo?

Si algo nos ha enseñado esta crisis es que un pequeño virus es capaz de cambiar los planes y el rumbo de todo un planeta. Aún así, hemos de ser optimistas y dar lo mejor de nosotros mismos para planear un futuro en el que podamos salir adelante y ser capaces de adaptarnos a las situaciones más adversas.

En el mundo del regalo corporativo, seguiremos luchando para ayudar a las empresas a llevar su imagen a su público, adaptándonos a las circunstancias que nos acompañen en los próximos meses o años.

Las sociedad tiene que seguir funcionando, las empresas tienen que seguir funcionando y seguir llegando a su público. El regalo corporativo es un engranaje fundamental en el funcionamiento de las relaciones entre las empresas y su público.

Y seguiremos estando a la altura, ofreciendo nuestros servicios y ocupando nuestro lugar dentro del tejido empresarial.

Imagen de portada por Drew Beamer en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *